Skip navigation
Sugerencias
  • Sin Sugerencias

Simplificando los brazos para monitor: por qué necesitas uno y cómo escoger el estilo adecuado para ti

Un brazo para monitor es un increíble equipo que permite mucho más que una posición cómoda para trabajar y un gran alivio para los ojos: en general, mejora de forma considerable la ergonomía del escritorio en el que se instale. Gracias a la forma en que fomenta el movimiento, resulta un artefacto indispensable para una oficina con una ergonomía saludable. Además, contribuye a crear una mejor productividad y bienestar que va más allá de la comodidad física.

Si eres totalmente nuevo al tema, este artículo te dirá todo lo que necesitas saber acerca de cómo funcionan los brazos para monitor y cómo te ayudarán a decidir qué tipo es el mejor para tus necesidades particulares.

Primero: ¿qué es un brazo para monitor?

Un brazo para monitor es un brazo con aspecto robótico que se une a tu escritorio, pared o techo, y alza tu monitor a tu altura ideal y personal. También se ajusta con facilidad a tu estilo de trabajo: ya sea que estés de pie, sentado, o hagas una mezcla de ambas posiciones a lo largo del día.

¿Por qué necesito un brazo para monitor?

Razón #1: consigue tu postura más cómoda para trabajar

Primero y más importante, levantar tu monitor a una altura ideal y ergonómica es algo esencial para encontrar la postura más cómoda para trabajar. Una buena postura alivia la presión en la parte superior del cuerpo y la espalda, que fue creada por estar encorvándose o alejándose para poder ver la pantalla. Un brazo de monitor también te permite ajustar la altura, profundidad y ángulo de tu monitor para así poder disponer de la mejor forma de tu cuerpo y flujo de trabajo.

Razón #2: elimina la presión en tus ojos por la computadora

La presión en los ojos por el uso de la computadora también se conoce como el síndrome de la visión por computadora. Si has estado trabajando con pantallas electrónicas por años, ya sabes que estas causan que tus ojos se cansen al final del día. Sin el cuidado adecuado y los ajustes ergonómicos necesarios, pueden aparecer efectos como presión, fatiga, sequedad e incluso visión borrosa.

Los brazos para monitor ayudan a eliminar estas dolencias al permitir posicionar tu monitor a la altura óptima, en conjunto con el ángulo y distancia, de forma que tus ojos no se vean afectados al trabajar.

Razón #3: limpia, organiza y optimiza el espacio de trabajo

Los brazos para monitor no crean ruido visual, pues se sujetan al fondo del escritorio, la pared detrás de él o el techo encima; y al mismo tiempo limpia un gran espacio, antes ocupado por la base tradicional del monitor. ¡Esta es una ganancia total! Ese espacio extra es ideal para aquellos que desean tener una superficie en la que escribir o poner otras cosas.

Si decides empezar con un soporte para monitor simple (aquellos que están sobre el escritorio y levantan la pantalla a la altura adecuada), puedes también consultar por los distintos modelos y accesorios disponibles para almacenamiento extra.

Relacionado a esto, los brazos para monitor de calidad vienen con un sistema de manejo de cables que se ocupa de aquellos cordones antiestéticos.

Razón #4: un brazo para monitor es el compañero perfecto para diferentes tipos de escritorio

Si durante el día te mueves de posición para estar sentado, parado, caminando, o cualquier otra, un brazo para monitor resulta perfecto para tu estación ergonómica de trabajo, ya que se puede ajustar a tus necesidades con mucha facilidad. De ser este tu caso, debes buscar aquellos con un sistema de elevación de gas o resorte, ya que permiten ajustes de altura con un solo toque.

Además, si tu estación de trabajo es activa y está en constante movimiento, asegúrate que su brazo para monitor garantice estabilidad y firmeza en su diseño.

Razón #5: aumenta tu productividad

Los brazos para monitor duales o múltiples otorgan control total sobre la visualización de tu trabajo, permitiendo así un mundo nuevo de posibilidades en términos de cómo quieres acomodar tu o tus pantallas y encontrar la mayor comodidad posible. Ya sea una al lado de la otra, un monitor encima del otro, a modo de retrato o paisaje, o inclusive tres pantallas alineadas de forma horizontal para una experiencia panorámica, este artefacto le da rienda suelta a tu creatividad, que a su vez aumentará tu nivel de productividad.

Un dato que puede interesarte, es que se ha demostrado que un arreglo curvo de las pantallas puede aumentar la productividad, a la vez que contribuye a crear una mayor comodidad. Esto es debido a que la curvatura acerca los lados y las esquinas de la pantalla a tus ojos, reduciendo la cantidad de movimiento requerido para trabajar.

Razón #6: comparte de una forma más fácil

Un brazo para monitor te permite levantar y mover tu pantalla con facilidad, para así poder compartir tu trabajo con tus compañeros. Si esta característica es importante para ti, asegúrate que tu modelo cuenta con una rotación horizontal de 180° y sea fácil de girar lado a lado.

Lo que necesitas saber al comprar un brazo para monitor

¿Qué tanto pesa mi monitor?

Esto definirá la capacidad de aguante que debes buscar en tu producto.

¿Mi monitor es compatible con los estándares VESA?

VESA es el término técnico para describir la compatibilidad entre la montura de un brazo de monitor y el brazo como tal. Un monitor compatible con VESA tiene orificios de montaje estándar perforados en la parte posterior que permiten atornillar cualquier otro montaje. Estos, generalmente se taladran directamente en el marco del monitor y se ven como un patrón cuadrado, que, aunque a veces se oculta tras el soporte, suele ser de 75 mm de ancho por 75 mm de largo, o de 100 mm por 100 mm. No obstante, monitores más grandes pueden tener patrones de mayor tamaño.

Sigue leyendo para saber más acerca de qué tipo de soporte de brazo necesitas para que se adapte a tu monitor. Si no es compatible con VESA, considere utilizar soportes del mercado de accesorios que se envuelven alrededor de las esquinas del monitor o un adaptador VESA, que se puede fijar en la parte posterior del aparato.

¿Cuántos monitors pienso usar?

Esto te ayudará a identificar si debes buscar un brazo para monitor simple, dual o múltiple. Aunque puedes configurar el dispositivos para tener varias pantallas, si te programas desde el principio y eliges el adecuado, optimizarás de mejor forma el espacio en tu escritorio.

¿Qué tan profundo es mi escritorio?

Esto te dirá qué tan largo debe ser tu brazo para monitor.

¿Qué tipo de soporte de brazo para monitor es ideal para mí?

Los estilos de montura de brazo para monitor más populares son los de abrazaderas de escritorio, los soportes ojales y los de pared o techo. Tu estilo ideal dependerá principalmente de cuán permanente sea tu estación de trabajo y posición a lo largo del día. Los siguientes puntos te ayudarán a tomar esa decisión.

  • Montaje de pie libre: este es el estilo de montaje más simple. Su base, asegurada con un peso de una placa, se mantiene al fondo del escritorio y aguanta el brazo.
  • Montaje de abrazadera de escritorio: este es un estilo más sofisticado, ideal para una solución semi permanente y/o a corto plazo. También es conocido como una abrazadera tipo C o un clip de borde, ya que se adhiere al borde trasero de tu escritorio. No te olvides de medir este borde para asegurarte que el clip sostendrá de forma segura.
  • Montaje de ojal: esta es una solución más permanente. El brazo de soporte se alimenta a través de un orificio pasacables, que deberá perforar en su escritorio si es que no tiene uno ya, y luego asegura la base del brazo al suelo. Este estilo es una alternativa igual de estable a una abrazadera en C, si es que el borde de su escritorio es demasiado superficial para uno.
  • Montaje en pared o techo: estos son los estilos de montaje más permanentes, y se aseguran a la pared detrás del escritorio o al techo encima.

Debes notar también que algunos productos vienen con una abrazadera de escritorio y un montaje de ojal.

Debido a que los brazos para monitor permiten un nivel más alto de productividad, comodidad y colaboración, invertir en uno significa invertir en ti mismo, en tu trabajo y tu bienestar. Además, aprender cuál es el estilo indicado para ti es tan fácil como estar atento a cómo trabajar mejor naturalmente y elegir el producto que te sostenga y te eleve a tu dinámica particular de trabajo.

Live chat by BoldChat